Click acá para ir directamente al contenido

Martes 5 de enero de 2021

Aline Kuppenheim: “Uno se pregunta por qué se puede subir a un avión y no se puede ir al teatro”

En conversación en Radio Usach, la actriz de teatro, cine y televisión, se refirió a los nuevos aires que ha tomado el radioteatro en tiempos de cuarentena, e invitó a escuchar su obra “El hámster del Presidente” en la plataforma de Santiago a Mil.

Pablo Medel

Conocida por su extraordinario trabajo con muñecos, la compañía “Teatro y su Doble” expande su universo creativo con “El hámster del Presidente”. Una historia basada en el cuento del escritor Juan Villoro, que a través del radioteatro, estrenará su directora Aline Kuppenheim en el marco del Festival Santiago a Mil 2021.

La nueva obra habla de temas como la solidaridad y el trabajo en equipo para construir la democracia, y esta tarde en Escena Viva de Radio Usach, la actriz contó los detalles de este estreno. “Esto salió de una conversación con Carmen, directora de Santiago a Mil. Nos dimos cuenta que los creadores estamos en deuda con los niños. Sin salir de casa por la pandemia se notó que falta muchísima oferta para ellos. Ella me pidió que hiciera este cuento de Villoro y me embarqué en esto”, cuenta Aline.

Sobre el formato del radioteatro y sus desafíos, la directora teatral comenta. “A mí me gusta mucho el radioteatro, me parece que es un espacio íntimo, detenerse para escuchar y hacer volar la imaginación. Nosotros usamos una pista de sonido, que es un correlato del texto de la obra. Todo ha sido aprendizaje, aprendí a editar sonido, es una manera de componer virtualmente el teatro”, confiesa.

Y sigue argumentando. “El sonido tiene una capacidad de evocar épocas, generan espacios mentales y emocionales. Ese es el principio básico del teatro, llevar al espectador con la imaginación donde quieras. Hacer que el espectador esté en otro tiempo y espacio durante un momento, es un viaje”, reflexiona.

Consultada por los procesos creativos de la compañía, y cómo el radioteatro se aventura en esos códigos, la actriz cuenta. “Con los muñecos el espectador está dispuesto a creer en lo que está mirando. Entonces al ver y oír una obra sale distinto luego de sumergirse en la historia que proponemos”, dice.

Y finaliza con una crítica a la toma de decisiones de las autoridades respecto a la cultura y las artes escénicas. “Uno se pregunta por qué se puede subir a un avión y no se puede ir al teatro. Me parece que es porque no se considera esencial, esa es la triste realidad. En la nueva Constitución tenemos que consagrar el derecho a la cultura”, concluye la actriz de cine, teatro y televisión, Aline Kuppenheim.

Últimas ediciones