Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 23 de septiembre de 2020

Ana María Fernández: “En el continente, Chile es el país en que más se besa en la boca”

En conversación en el programa de ciencia “All you need is Lab” de Radio Usach, la académica de la Escuela de Psicología de esta casa de estudios, se refirió al premio que recibió por su investigación sobre la relación entre el beso en la boca y el índice de desigualdad de los países.

Pablo Medel

Entre los premiados de los IG Nobel 2020 estuvo una investigadora chilena. Los IG Nobel son una parodia estadounidense del Premio Nobel y busca reconocer los logros de científicos que “primero hacen reír a la gente y luego la hacen pensar”. Este año se entregaron en una ceremonia en la Universidad de Harvard, pero de manera virtual.

Hoy en el programa de ciencia de Radio Usach, la periodista Iveliz Martel conversó con quien fue una de las premiadas en esta instancia. Se trata de la psicóloga y académica de la Escuela de Psicología de la Usach, Ana María Fernández. “Es un premio de la Universidad de Harvard y se entregan a trabajos que tienen un cierto grado de genialidad y que no veríamos en la ciencia corriente, más pura. Vienen a darle mérito a investigaciones sobre temas de difusión. Participan premios Nobel y eso le da más importancia o seriedad”, cuenta la especialista.

Sobre el tema de su investigación, la psicóloga precisa. “Se trata sobre la desigualdad, es decir qué diferencia hay entre los más ricos y los más pobres. Con ese índice, en donde Chile es uno de los países más desiguales, lo que encontramos es que en los países donde hay mayor desigualdad, hay mayor frecuencia de besarse en la boca en relaciones comprometidas. Además Chile, dentro de los países participantes, es el país donde más nos besamos, ese es nuestro record en los datos. En el continente, Chile es el país en que más se besa en la boca”, detalla.

Esta investigación plantea un punto de vista innovador sobre los besos. “Lo que nosotros proponemos, es que probablemente el beso en la boca cumple una función importante a la hora de crear el apego. Los besos, los abrazos, los cariños. En las relaciones románticas el beso es la expresión más fuerte de ese apego. Esto reafirma la relación a largo plazo fundamentalmente”, acota.

“Nosotros vemos el mercado de las parejas, como un mercado económico y en ese contexto seleccionarías a un buen besador para una relación a largo plazo. La hipótesis es que las personas que se besan logran captar el estado de salud de la otra, pero aún tenemos que proponerlo y comprobarlo en un nuevo estudio”, adelanta la académica de la Escuela de Psicología de la Usach.

Artículos relacionados