Click acá para ir directamente al contenido

Martes 29 de diciembre de 2020

Andrés Rebolledo, ex ministro de Energía: “Es posible que de aquí al 2030 las carboneras estén cerradas”

En Razones Editoriales, el economista y ex titular de la cartera de Energía, se refirió a la confirmación del Gobierno del cierre de la Termoeléctrica Ventanas I, lo que se suma esta semana al cierre de Bocamina I.

Pablo Medel

El Gobierno concretó durante esta jornada el cierre de la central termoeléctrica Ventanas I, como parte del Plan de Retiro Anticipado de Centrales, a lo que se suma este jueves el cierre de Bocamina I, en la comuna de Coronel.

Según explicó el Presidente Sebastián Piñera, a este adelanto se sumó el fin de Mejillones I y II, lo que significará el cierre de 11 centrales a carbón, antes del 2024.

Razones Editoriales conversó sobre este tema con el economista y ex ministro de Energía, Andrés Rebolledo. “Yo creo que estas son buenas noticias, por el impacto de la generación de energía eléctrica en el medio ambiente y en la lucha contra el cambio climático. Esto viene desde hace años, recordemos que el primer acuerdo se logró a finales del Gobierno de la presidenta Bachelet, y el Gobierno de Piñera le dio continuidad”, señala.

Con este acuerdo, Aes Gener se acoge al estado de reserva estratégica. Qué significa esto, el ex ministro explica. “Esa es la letra chica. En el sistema eléctrico siempre tiene que estar calzada la oferta y la demanda. Porque si se cae una planta, se debe contar con otra generadora que entre en funcionamiento, o si no se cae el sistema completo. Estas plantas deben estar medio encendidas, para que entren rápidamente en funcionamiento frente a la emergencia. Con este acuerdo, estas empresas que salen del sistema pueden acogerse a esta reserva por un plazo de cinco años. Lo que significa que alguien debe pagarles para que sigan funcionando”, especifica.

Esto significaría que todo el sistema terminaría pagando el funcionamiento de reserva, así lo cree, Andrés Rebolledo. “Indirectamente terminaremos pagándolo todos. La paradoja es que por sacar carbón terminarán pagando las empresas de energías limpias. Esto no era parte del acuerdo original. Esa letra chica es relevante, porque no es lo mismo salirse voluntariamente a que alguien te pague por eso”, advierte.

Finalmente el ex ministro de Energía se refirió a los plazos estipulados por el Gobierno en el cierre de las termoeléctricas. “Es posible que de aquí al 2030 las carboneras estén cerradas. Porque las energías renovables son un gran negocio, yo creo que esa planificación se adelantará”, asegura el economista, Andrés Rebolledo.