Click acá para ir directamente al contenido

Martes 12 de enero de 2021

Arelis Uribe: Yo milito en la literatura y para mí la perspectiva de clase es muy importante

La periodista y escritora chilena lanzó Las Heridas, una novela autobiográfica en la que intercala la muerte de su padre, el fin de una relación amorosa y las dificultades económicas de una infancia “lumpen” en nuestro país.

No se trata de una autobiografía propiamente tal, pero sí de narrar momentos cruciales de su vida, cuando el fin de un algo está rondando. Arelis Uribe, ya reconocida por su libro de cuentos Quiltras, “estaba trabajando en un ensayo feminista y en medio de todo esto murió mi padre, y el cuerpo me decía que no podía escribir de otra cosa”, comentó la autora en el programa Escena Viva.

A raíz de ese acontecimiento doloroso, “empecé a explorar otros momentos de mi vida que tienen que ver con una infancia de mucha carencia material pero llena de amor”, compartió Uribe. También de muchos desencuentros, quiebres y enfermedades que una “clase media” o más baja no puede darse el lujo de tener. Temáticas que arman el tejido de Las Heridas, donde esas historias protagónicas de muerte, amor, infancia y vida proletaria, se mueven con un país de barrios sin árboles, colegios sucios y sin mantención, casas hacinadas, en fin, el Chile actual de los últimos 30 años.

Esos temas “estaban presentes en Quiltras, están presentes en mi obra. Me interesa mucho darle un contexto político a la intimidad”, señaló Arelis, aludiendo a que “yo milito en la literatura y para mí la perspectiva de clase es muy importante”, pues se trata de una voz que no esta necesariamente presente en la literatura chilena. “En el colegio leí literatura chilena, pero era cuica, como que pertenecía a otra tradición. Y no creo que esa tradición esté mal, como (Alberto) Fuguet, José Donoso o María José Viera-Gallo, que es literatura de calidad, pero en aspectos estéticos y políticos yo sentía que no me representaba”, recordó la escritora.

Fueron otras las narraciones que la cautivaron. Fue Pedro Lemebel y Violeta Parra sobre todo. “Me di cuenta que había una voz literaria que da cuenta de la clase trabajadora, de los flaites o como le quieran decir”, comentó Uribe, admitiendo las luces y sombras de su relato, que si bien, partió desde una revisión de momentos tristes, cada uno de esos recuerdos conllevaba también “momentos súper luminosos”, de complicidad familiar, de humor, de apertura sexual, y por supuesto, de mucho amor.

El jueves 14 de enero, a las 20 hrs., a través de las redes de Editorial Planeta, presentará de manera virtual esta publicación, acompañada de Claudia Apablaza y Maca Araya, y quizás saque guitarra y comparta algunas canciones en las que está trabajando.

Escucha la conversación completa aquí.

Últimas ediciones