Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 5 de febrero de 2021

Bárbara Hernández, la “Sirena de Hielo”: “Necesitamos validarnos internacionalmente para que las autoridades nos den la oportunidad de potenciar nuestro talento”

Razones Editoriales convocó a la nadadora nacional nombrada por la Asociación Mundial de Nado en Aguas Abiertas como “Mujer del año”, quien conversó sobre el reconocimiento, sus logros, hazañas y adelantó que “estamos trabajando para ir a la Antártica”.

Por: Francisca Delgado

La deportista señaló sentirse contenta y emocionada junto a su equipo por el reconocimiento internacional: “Es una forma de abrir oportunidades a la natación, un deporte desconocido en Chile, y a muchas niñas y mujeres en un deporte que no tiene edad en un país con infinitas costas, ríos y lagos”. De aquí que el propósito de sus nados es “sentar precedentes”.

La mejor nadadora de aguas gélidas comentó su cruce del lago Chungará como un desafío extremo por la altura y el viento del altiplano donde pidió permisos a las autoridades y a la Pachamama junto a la comunidad local aymara. “Compito sin ninguna grasa o aislante del frío y eso nos ha ayudado a ganarnos un lugar a nivel mundial”, añadió.

La “Sirena de Hielo” manifestó que le gusta mucho ese apodo ya que “me recuerda a mis inicios en la Patagonia, a los pueblos originarios y es una propuesta de sirena ruda con coraje”.  Y recordó sus inicios en Recoleta, en la piscina escolar de la Universidad de Chile a los 7 años: “Jamás paré porque nadar es mi pasión y me hace feliz”.

La también psicóloga explicó cómo se enfrenta a sus hazañas: “Trato de que la mente mande al cuerpo, me entrego al nado y trato de lograr una meditación mientras disfruto el lugar a pesar del dolor físico y miedo”. Y apuntó que su mayor orgullo ha sido poder nadar a lo largo de todo Chile: “Estuve décadas pidiendo autorización proponiendo cosas nuevas, pero necesitamos validarnos internacionalmente para que las autoridades nos den la oportunidad de potenciar nuestro talento”.

Hernández afirmó estar dispuesta a trabajar por el deporte en Chile y espera que este reconocimiento se vea reflejado en el próximo presupuesto del Ministerio del Deporte: “Yo tengo 15 millones al año, pero no vivo de eso. Van destinados a costear las travesías icónicas”. Y adelantó sus próximos proyectos en un año que se viene intenso: “En marzo nadaré 8 horas en Valparaíso, en mayo 20 horas en un canal de aguas calientes y tiburones en Hawái. Luego vamos al canal del norte de Irlanda. Tres semanas después, la Asociación Neoyorquina de natación me seleccionó para dar la vuelta doble a Manhattan y estamos trabajando para ir a la Antártica”, finalizó.

La entrevista completa aquí.

Más de Lo más reciente