Click acá para ir directamente al contenido

Martes 30 de marzo de 2021

Chile en la mira de estudios de contaminación

En All you need is lab conocimos el proyecto MAIA, respaldado por NASA, en el que Santiago estaría dentro de una investigación con tecnología de gran resolución, para conocer de qué está compuesto y cómo afecta, el material particulado en grandes urbes del mundo.

“El proyecto de la NASA persigue buscar en grandes urbes qué pasa con la contaminación y cómo afecta la salud humana, y Santiago aparece como uno de los puntos de interés para los investigadores. Estamos aprovechando el contacto con la Universidad de Davis y convencer a las autoridades de la importancia de este tipo de proyecto”, partió explicando el Coordinador de Asociados Académicos, UC Davis Chile, Rodrigo Riquelme, en conversación con los periodistas Nadia Politis e Iván Rimassa.

Y es que en estos momentos, poder gestionar dónde y de qué manera se llevará a cabo el estudio, pone a Chile dentro de las posibilidades, a pesar de estar hoy día en categoría de observación secundaria. “Estaban buscando 12 objetivos primarios alrededor del mundo que son áreas de observación con alta contaminación”, señaló Riquelme, añadiendo que desde NASA buscan como prioridad a países que “tuvieran información histórica. Chile cuenta con esos estudios”, que permiten poder contrastar nuevas informaciones de la polución en la ciudad. Lo que aún está en deuda son estaciones de monitoreo que tengan “a disposición información más periódica y que en química se llama la especiación”, explicó el coordinador, pues “no porque haya material particulado significa que estamos expuestos a mucha contaminación. El punto es cómo sabemos de qué está compuesto ese material particulado. No hay esa continuidad hoy en Chile de monitoreo de especiación”.

Para el ingeniero electrónico, es de gran relevancia poder llegar a ser parte de este proyecto, especialmente dada la gravedad de los factores de riesgo en la mortalidad de las personas, que según el estudio Global Burden of Disease, año 2020, de la U de Washington, tiene a la polución en cuarto lugar. “Necesitamos una estación en tierra (con la especiación específica), pero también necesitamos la parte epidemiológica para hacer estas investigaciones, porque lo que persigue MAIA, es relevar la salud pública, entender cómo ese tipo de contaminante está afectando a las personas”, aseveró Riquelme: “En Santiago la gente sigue saliendo a trotar y a veces tienes condiciones de aire que no lo permiten”, advirtió.

Desde el punto de vista tecnológico, es también un hito dentro de las actividades que tiene NASA con privados y que como bien contó sobre su funcionamiento Rodrigo Riquelme, “este es un satélite donde se va a montar una cámara de alta tecnología. Va a tener una órbita baja y tiene la gracia de estar en órbita sincrónica con el sol. Permite replicar las condiciones de día, de luz para poder tomar las muestras… Cuando la cámara avanza hace un barrido. Vamos a cubrir desde el UV hasta el infrarrojo de onda corta. Cómo la luz afecta a los distintos contaminantes”.

Conoce más sobre MAIA y sus implicancias, en la entrevista completa.

Más de Lo más reciente