Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 9 de abril de 2021

Conociendo al telescopio James Webb: “Es mucho más avanzado, sensible, grande. Es más en el mismo rango donde observó el Hubble”

El astrónomo Theodoros Nakos, quien participó durante 5 Años en este mega proyecto, explicó en All you need is lab las mejoras que tendrá este telescopio espacial para el estudio del universo.

Es una misión de todo o nada. No hay margen para el error. En octubre de este año debiera concretarse uno de los eventos astronómicos más importantes para el desarrollo tecnológico y científico mundial, con alrededor de 25 años de arduo trabajo. El envío al espacio del telescopio James Webb, parece una larga espera, sin embargo, en tiempo de infraestructura espacial, no es muy inusual, explicó “Theo” Nakos, astrónomo y Director del Grupo de manejo de datos de ALMA, pues “todo tiene que prepararse de manera muy exhaustiva. Hay muchos desafíos y mucha innovación. El escudo solar es muy delicado y complejo. Hubo muchos atrasos. Pero ahora todo va bien”.

Y es que este telescopio podría ser el sucesor del Hubble, puesto en órbita en abril de 1990, y que tantos descubrimientos ha permitido sobre el conocimiento del universo. “En astronomía es muy importante el tamaño del espejo que capta la luz. En el caso del Webb será siete veces más grande que el de Hubble, y significa que por el mismo tiempo podemos observar objetos mucho más débiles y con mejor calidad de imagen”, comentó Nakos. “Es mucho más avanzado, sensible, grande. Es más en el mismo rango donde observó el Hubble. Nos va a dar observación complementaria para que podamos mejorar el conocimiento del universo”, siguió.

El investigador fue parte durante cinco años del equipo del JWST, entre 2006 y 2011, y conoce desde dentro todos los detalles de la mega estructura, que tendrá el porte de una cancha de tenis, con un espejo de 6,5 metros de diámetro y que tiene una llamativa capa de oro, “que es muy finita, es un poco más gruesa que el grosor de un pelo. No se engañen, no está lleno de oro, el total pesa 43 gramos, pero favorece observaciones en la capa infrarroja del espectro electromagnético(…) El escudo solar permite bloquear la luz del sol, son cinco capas de hecho, muy finas. El James Webb tiene que mantenerse frío porque irá a la parte infrarroja”, describió el astrónomo.

Escucha la entrevista, aquí.

Más de Lo más reciente