Click acá para ir directamente al contenido

Martes 19 de enero de 2021

Cristina Carrasco: “En la economía feminista se elabora una alternativa al sistema capitalista y heteropatriarcal donde el objetivo sea la sostenibilidad de la vida”

Razones Editoriales conversó con la expositora del Congreso Futuro y doctora en Economía de la Universidad de Barcelona, quien explicó el concepto de la economía feminista y sus desafíos en el contexto actual de pandemia.

Por: Francisca Delgado

Carrasco afirmó que la economía feminista parte de la idea de “que no nos gusta el sistema en el que vivimos, capitalista y heteropatriarcal, entonces tienes que conocerlo para criticarlo y luego buscar una alternativa”. La economista señaló que durante mucho tiempo se analizó teórica y prácticamente el sistema actual, la economía neoclásica que lo sustenta poniendo a la luz el funcionamiento para elaborar una opción. “La alternativa es desplazar el objetivo de este sistema, que es la acumulación de capital en manos privadas y enfocarlo a la sostenibilidad de la vida, que tiene que ver con los procesos de reproducción para obtener una vida digna y que merezca la alegría ser vivida por toda la población”, planteó.

Sobre el concepto de crecimiento económico, la académica sostuvo que es lo primero en ser criticado en la economía feminista porque ese crecimiento no aumenta el Producto Interno Bruto, un referente también cuestionado. “El PIB solo tiene en cuenta la economía de mercado y no las desigualdades donde se hace una relación simbólica entre el producto interno y bienestar, lo cual es falso ya que si aumenta no significa que la población estaría mejor”, señaló destacando que la macroeconomía está destruyendo el planeta y la vida.

Respecto a la crisis sanitaria y el acaparamiento de vacunas por los países ricos, Carrasco considera que era de esperarse en países donde el único objetivo es el lucro de algunos pocos junto al funcionamiento de las farmacéuticas. “No es que el Covid haya creado una crisis, sino que agudizó la crisis que ya existía y es culpa o responsabilidad de una mala organización social de los estados y gobiernos que no tienen en cuenta el bienestar de su población”, aseveró.

Finalizó analizando la pronta redacción de nueva carta magna y consideró necesario la incorporación de la pluralidad, la economía feminista, la sostenibilidad de la vida, autonomía de los territorios y resguardar recursos esenciales como el agua y las energías.