Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 3 de septiembre de 2020

Diputada Castillo: “Quieren decir que terminaron con el Sename, pero esto es sólo maquillaje”

En Razones Editoriales, la diputada (RD) Natalia Castillo apuntó a que aprobación parcial del veto presidencial al proyecto que crea Servicio de Protección a la Niñez y la Adolescencia permite que no se generen cambios sustantivos a las actuales prácticas del Sename.

Marco Espinoza Pacheco

La Cámara de Diputados aprobó de manera parcial el veto presidencial al proyecto que crea el Servicio de Protección a la Niñez y la Adolescencia, que reemplaza en sus funciones del actual Servicio Nacional de Menores (Sename). 

La diputada Natalia Castillo aclaró que, en la comisión mixta, la oposición había incorporado el fortalecimiento de la fiscalización para evitar conflictos de interés de los colaboradores y un artículo transitario para que el nuevo servicio sólo entrara en vigencia una vez que se despachara la Ley de Garantías de la Niñez.

“Hoy al tener este servicio, sin este encuadre que genera un cambio institucional real, va a seguir siendo prácticamente lo mismo. Para el gobierno este proyecto es muy relevante porque quieren decir que terminaron con el Sename, pero esto es sólo maquillaje”.

La parlamentaria de Revolución Democrática ahondó en que el proyecto del gobierno aumenta algunas normas de fiscalización, pero el Estado sigue teniendo un rol meramente subsidiario.

“Mantiene una lógica muy parecida a la del Sename, porque sigue teniendo a los mismos colaboradores dentro del sistema, que más que la solución han sido parte del problema. Se mantiene el modelo de subvención, donde los niños que están institucionalizados son un voucher”.

Además, señaló que el gobierno buscaba vetar que el Estado se hiciera responsable de los abusos que pudieran registrarse en estos centros, que hasta el año 2019, son en un 91% de carácter privado.

“Lo que propusimos en comisión mixta, es que el Estado y los colaboradores, sean solidariamente responsables en caso de que se cometan delitos asociados a la integridad física y sexual de los niños. Hoy los organismos colaboradores no tienen estándares de acreditación y son irresponsables de lo que sucede”.

Tras la aprobación parcial de este veto en la Cámara Baja, el proyecto ahora debe ser revisado por el Senado.

Artículos relacionados