Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 30 de julio de 2020

Diputado Brito ante recurso para prohibir armas sonoras: “Pueden generar problemas auditivos irreparables"

El integrante de la Comisión de Defensa de la Cámara baja señaló que, a través de sus redes sociales, Carabineros justifica la compra de estos dispositivos como megáfonos para comunicarse con la población.

Por Daniela Figueroa Videla

El diputado Jorge Brito y otras organizaciones de la sociedad civil, interpusieron un recurso de protección para impedir el uso de armas sonoras de alto alcance, luego de que Carabineros oficializara un protocolo el pasado 14 de julio. De esta materia conversó Sin Tacos Ni Corbata con el parlamentario RD e integrante de la Comisión de Defensa de la Cámara baja.

El parlamentario comentó que recientemente se enteró por las redes sociales que Carabineros señalaba que la iniciativa era “una campaña de desinformación y que ellos estarían evaluando comprarlos (los equipos de armas sonoras) para utilizarlos como megáfonos para poder comunicarse con la población”.

Pero, sostuvo Jorge Brito, “nosotros tenemos evidencia de que los utilizaron la noche del 11 de septiembre del año 2008 por primera vez sin hacer las adecuaciones reglamentarias, y también fue utilizado por el ex ministro Hinzpeter el 2011  en los días más duros del movimiento estudiantil”.

Brito señaló que Carabineros califica a estas armas como menos letales , “pero en el mundo son (equipos) utilizados para la guerra, de hecho el estreno fue para la última guerra de Irak desde 2003”.

Sobre la peligrosidad de estas armas sonoras, el parlamentario dijo que emiten una alta frecuencia sonora que supera la permitida por ley en Chile para la zonas residenciales que es de 55 decibles, siendo que estos dispositivos funcionan entre 120 y 160 decibeles, además  de contar con un largo alcance de distancia de unos 3 kms cuando no hay interferencia. “La OMS dice que por sobre los 70 decibeles ya te genera un daño al sistema auditivo que puede ser irreparable”.

Se trata, según Brito, de un sonido agudo que puede generar problemas auditivos pero además daños motoros. Recordó que una periodista que estuvo cubriendo las movilizaciones en Estados Unidos por el G20 que estuvo afecta a estos dispositivos y quedó con problemas motoros, y que existen al menos 20 informes internacionales que dan cuenta de la gravedad  de estas armas sonoras.

Explicó que legalmente estas armas no se pueden utilizar en Chile, argumento clave que usarán en Tribunales para lograr la prohibición de los mismos.

Vuelve a escuchar la entrevista

Últimas ediciones