Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 24 de septiembre de 2020

Dr. Jordi Olloquequi: “Mucha gente puede sufrir EPOC y no darse cuenta”

En conversación en el programa de ciencia “All you need is Lab”, el profesor titular del Laboratorio de Patología Celular y Molecular del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Autónoma, habló acerca de su investigación sobre la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica y su prevalencia.

Pablo Medel

Investigadores nacionales determinaron que una variación genética protegería a las personas de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Hay aproximadamente 350 millones de personas en el mundo con esta enfermedad, es decir, un 11% de la población mundial. Alrededor de 3 millones de personas mueren anualmente debido a esta complicación y en Chile fallecen entre 1.500 y 1.700 personas, la mayoría de ellas sobre los 65 años.

Para conocer más acerca de esta enfermedad, la periodista Iveliz Martel, conversó con el doctor Jordi Olloquequi, profesor titular del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Autónoma. “La EPOC es un proceso patológico lento, progresivo y cuyo principal síntoma es la disnea, es decir las personas que sufren esta enfermedad tienen la sensación de que les falta el aire. Lo que sucede es que hay un incremento de la resistencia al flujo de aire, entonces el aire tiene problemas para ingresar y egresar de nuestros pulmones, lo que provoca la pérdida de la capacidad pulmonar, es una enfermedad que no tiene cura”, especifica el doctor.

“Los factores de riesgo principales para desarrollar la EPOC son el tabaquismo, por tanto a pesar que es una enfermedad muy grave, se podría prevenir. El humo de leña o biomasa también es un factor de riesgo, o haber sufrido infecciones respiratorias en la niñez, entre otros”, detalla.

Cómo se puede detectar esta enfermedad, el facultativo precisa. “En sus primeras etapas, esta enfermedad puede presentar sintomatología muy leve. Mucha gente puede sufrir EPOC y no darse cuenta. El principal examen para detectarla es la Espirometría, donde a las personas les hacen soplar en un aparatito y de acuerdo a ciertos parámetros, pueden ser diagnosticadas”, acota.

Sobre la variación genética que podría proteger genéticamente de EPOC, el doctor explica. “En Latinoamérica se ha investigado muy poco, eso es lo novedoso de este estudio, pudimos identificar unas variantes genéticas en las personas que pueden proteger de la enfermedad. Lo interesante es que hemos visto que algunas personas que tienen mayor porcentaje de ancestría amerindia, tienen mayor cantidad de estas variaciones genéticas, lo cual podría proteger en mayor medida de esta enfermedad”, revela el doctor Jordi Olloquequi, profesor titular del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Autónoma.

Últimas ediciones