Click acá para ir directamente al contenido

Martes 11 de mayo de 2021

Gloria Maira y monitoreo de aborto en 3 causales: “En la objeción de conciencia hay obstrucción que vulnera dignidad y derecho de las mujeres”

La coordinadora de la Mesa de Acción por el Aborto señaló que existe una falta de información sobre la ley de interrupción del embarazo en 3 causales junto con falta de capacitación del personal de salud y apuntó que “no podemos naturalizar que el 50% de los ginecobstetras contratados por la República sean objetores de conciencia”.

Por Francisca Delgado Ruz

La Mesa de Acción por el Aborto junto al Fondo Alquimia presentaron los resultados del segundo monitoreo social de la Ley de Interrupción del embarazo en las tres causales que calificaron como “preocupante”. Al respecto, Estación Central conversó con Gloria Maira, coordinadora del espacio de articulación, quien detalló que “existe una falta de información sobre la ley para las mujeres, personas con capacidad de gestar y comunidad en general, una falta de capacitación del personal de salud y una extendida objeción de conciencia”.

Sin embargo, Maira destacó que hubo un avance en las unidades de alto riesgo obstétrico donde “los equipos se han consolidado con compromisos propios sin que exista una política explícita del Minsal”. Y denunció que “en la objeción de conciencia hay obstrucción que se da a lo largo de la línea de atención primaria y hospitales que vulnera la dignidad y derechos de las mujeres. El personal te dice ‘Quién sabe si Dios la perdone’, le suben el volumen a la ecografía o felicitan por el embarazo y esto es violencia simbólica”.

La experta sostuvo que la pandemia agravó la situación sobre la tercera causal debido al incremento de la violencia contra niñas, adolescentes y mujeres donde “no hubo ningún ejercicio del Minsal para decirles ‘usted tiene la opción de abortar en un centro de salud frente a un embarazo no deseado’”. Y señaló que en el caso de las personas migrantes “en el personal de salud se siguen escuchando prejuicios por falta de formación”.

“Tenemos un problema grave en materia de salud sexual y reproductiva junto al acceso a la interrupción voluntaria del embarazo. No podemos naturalizar que el 50% de los ginecobstetras contratados por la República sean objetores de conciencia y hace de lo público algo imposible”, diagnosticó la coordinadora de Mesa de Acción por el Aborto. E invitó a conocer el monitoreo en www.mesaborto.cl.

Vuelve a escuchar la entrevista

Más de Lo más reciente