Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 29 de octubre de 2020

Instituciones culturales acusan daño irreparable con presupuesto 2021

Claudia Zaldívar, directora del Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA), conversó en el programa Escena Viva sobre lo que significan las rebajas al presupuesto de instituciones colaboradoras de cultura para el próximo año.

Ya lo denunciaban los elencos artísticos de la Universidad de Chile. Pero el recorte presupuestario está anunciado para una gran cantidad de insituciones culturales que se acogen al Estado. Esto a pesar de que el anuncio del gobierno refería alrededor de un 11% de incremento para el sector en 2021.

Sin embargo, Claudia Zaldívar, directora del MSSA, explicó en Radio Usach sobre esta “trampa”. “Hay una cantidad de dinero que entra de otros ministerios a cultura este año, que corresponde al presupuesto que se le pasaba al MIM, CNTV, Conadi y Barrios Patrimoniales (Subdere). Eso si lo metes en el presupuesto es el 7,3%”, comentó Zaldívar, aludiendo que en la realidad sólo se trata de un 4,14% de incremento real que no se va a las instituciones colaboradoras sino a un fondo de emergencia cuyo destino aún no se determina y que no se englosa en el presupuesto, por tanto, puede que sólo sea para el próximo año.

En el caso concreto del MSSA, la directora comentó que los gastos operacionales que quedarían a disponibilidad son alrededor de 15 millones de pesos, que no alcanzan para hacer una exposición “como debe ser”, con las remuneraciones de la curatoría, seguros de préstamos de obras, catálogos, etc., dineros que se invierten pero no se recuperan. “Este recorte es irreparable”, señaló Zaldívar de manera categórica, también aludiendo a sitios de memoria como Londres 38, Villa Grimaldi, Memorial Paine o Pisagua, que reciben un presupuesto que no supera los 20 millones al año. “Esos lugares desaparecen”, enfatizó.

Claudia Zaldívar contó que incluso parte de las medidas de contingencia que están tomando al interior del museo que dirige, corresponde a la baja de su propio sueldo para no afectar el de sus funcionarios, pero un montón de gastos relacionados a seguridad, tecnología de conservación de archivos, difusión, investigación, etc., han sido eliminados y “eso signigfica que estamos dejando de apoyar al sector de la cultura que nos ha costado tanto relevar“.

Escucha la entrevista completa aquí.

Artículos relacionados