Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 27 de enero de 2021

Karina Bravo de Lictex-Usach: “El llamado es a revisar el envase de mascarillas o escudos faciales y ver la certificación o normativa”

La periodista Iveliz Martel conversó en All You Need Is Lab con la investigadora del Laboratorio Lictex-Usach sobre el desarrollo de los escudos faciales y mascarillas, cómo reconocer los adecuados y la importancia de su uso.

Por: Francisca Delgado

La investigadora afirmó que el Laboratorio de Investigación y Control de Calidad en Cueros y Textiles Usach comenzó trabajando junto a Corfo y el Ministerio de Ciencia en base a proyectos de elaboración nacional que buscaban adjudicarse fondos para hacer pantallas faciales, ropa y mascarillas quirúrgicas de alto nivel. “El ISP hizo un llamado a los laboratorios que podían validar o certificar estos elementos de protección personal según las normas indicadas en Chile” mencionó junto con destacar que el ISP realizó un estudio de las normativas internacionales y tomó la Especificación UNE de la Unión Europea como principal lineamiento.

Bravo señaló que las pantallas faciales funcionan como complemento a las mascarillas y son validadas por la normativa UNE 168 basada en cuatro puntos: resistencia contra gotas y salpicaduras, valorización del campo visual, determinación de zonas protegidas y su dimensión. “Debe proteger la zona de mucosa de los ojos que es la parte de contagio de todos los virus respiratorios y mientras más amplia sea lateralmente más protege esa área”.

“Nosotros como Lictex evaluamos mascarillas quirúrgicas bajo la la norma UNE 14683 y hemos estado validando proveedores que llegan con una idea de producto, pero es poco probable que la primera vez pasen los niveles de la norma ya que son meses de trabajo para mejorarlo y alcancen los criterios”, apuntó la bioquímica sobre el trabajo del laboratorio. Respecto a las mascarillas, manifestó que “todas están hechas de telas comunes” y que hay una escasez nacional de ellas por la poca exportación. “Las evaluamos en base a dos puntos: eficiencia de filtración bacteriana que alcance un 90% y la respirabilidad que sea confortable”, añadió.

La investigadora destacó un video donde la ingeniera textil María Neria de Lictex-Usach explica qué telas sirven para la fabricación de cubrebocas con telas nacionales. También planteó: “Estamos recomendando mascarillas de 2 a 3 capas. Una externa altamente hidrofóbica, una capa interna con filtro de algodón y una tela interna que puede ser gabardina, dry fit o tela de algodón para que sea cómoda y no tenga tanta humedad”. Y aconsejó: “El llamado es a revisar el envase de mascarillas o escudos faciales y ver la certificación o normativa”

“La normativa internacional está hecha en base al rostro europeo o estadounidense y el ISP tiene un proyecto para complementar esas normas a la realidad nacional en cuanto a tamaño, género y edad”, adelantó Bravo. Y sobre la manipulación de los elementos de protección recomendó: “La pantalla facial es complementaria a una mascarilla y debo lavarlas con agua, jabón o detergente. La mascarilla se debe tomar desde los elásticos sin tocar ninguna zona ya que está contaminada con lo que expelo o lo que llega del exterior. Las quirúrgicas se desechan pasado 4 horas y con las reutilizables se debe cumplir las instrucciones del proveedor para ver cuantas veces se puede volver a usar y lavar”.

Artículos relacionados