Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 25 de mayo de 2020

Leo Soto, director de Sonora de Tommy Rey por crisis del sector musical: “Hay algunos que están vendiendo sus instrumentos”

En conversación con los periodistas Mauricio Jürgensen e Iveliz Martel para el programa Escena Viva, el tecladista y director musical de la Sonora de Tommy Rey, lamentó la pérdida de su compañero de banda Alejandro “Pocho” López por Covid-19, habló del difícil momento que viven los músicos, e hizo un llamado a las autoridades a agilizar la ayuda para el sector.

Pablo Medel Quilodrán

La música chilena está de duelo: este fin de semana falleció por Covid-19 el trompetista de la Sonora de Tommy Rey, Alejandro "Pocho" López, según informaron miembros del grupo en Redes Sociales.

Fue Leonardo Soto, director musical y tecladista de la banda, el encargado de dar a conocer la noticia y hoy en el programa Escena Viva de Radio Usach se refirió a esta muerte. “Estamos terriblemente consternados por la pérdida de nuestro compañero y lo más triste es no poder despedirlo como se merece, por el protocolo de fallecimientos por coronavirus”, señaló el músico.

Alejandro ‘Pocho’ López estaba internado en el Hospital Barros Luco, recinto donde reconocieron la falta de recursos y colapso en la atención. “A mí me llamó su hijo a las seis de la tarde de ayer, él estaba en una lista de espera para un respirador, me dijo era el número 7 en la lista y de ahí debía participar en una tómbola, ante esto, su familia decidió que mejor no siguiera sufriendo”, relata Leonardo Soto.

Y lo recuerda con cariño. “Era un hombre muy gracioso, llevaba la fiesta arriba del escenario. Una vez en el Festival del Huaso de Olmué se sacó la mugre por culpa de los cables, se enredó. Era gordito y su columna sufría. Roncaba y se escuchaba en todo el hotel donde estábamos, un hombre muy humilde, él no tenía maldad en la cabeza, estuvo con nosotros 20 años, era parte de la familia”, rememora el tecladista de la Sonora de Tommy Rey.

Sobre el difícil momento que están viviendo los músicos actualmente producto del coronavirus y la imposibilidad de trabajar, el dirigente sindical nacional, se indigna. “No hay ninguna autoridad que se pronuncie, no son sólo los cantantes sino toda la gente que trabaja en la escena musical, técnicos, camarógrafos, iluminadores, que no pueden esperar. Tenemos 3.500 músicos catastrados de Arica a Punta Arenas, muchos son del baile de fin de semana, del aniversario del club deportivo, no ganan mucho. Se hicieron muchas reuniones con el Ministerio pero no se llegó a nada, ellos insisten en que son recursos para proyectos concursables. Hoy la gente quiere comer, hay algunos que están vendiendo sus instrumentos”, lamentó el músico.

Artículos relacionados