Click acá para ir directamente al contenido

Martes 16 de marzo de 2021

Luz UVC para desinfectar: “El uso de estos dispositivos redujo la mortandad en casi un 30%”

Conversando con los periodistas Nadia Politis e Iván Rimassa, el CEO de la Empresa Hydraluvx, Pablo Fredes, comentó acerca de la potencia germicida de la luz ultravioleta del tipo C, que ha permitido grandes avances en recintos médicos.

Es un hecho que estamos rodeados de energía lumínica. Mucho hincapié se ha hecho sobre la necesidad de protegernos de los rayos UVA y UVB. Sin embargo, el uso que se ha dado a la luz ultravioleta C, especialmente en hospitales y centros médicos, es todavía un área poco conocida. “Se aplica para el aire, agua y superficies y nosotros tenemos productos que están desinfectando mobiliario médico”, señaló Pablo Fredes, representante de Hydraluvx, en torno a los servicios que están proporcionando, ya que “tienes que saber cuál es la potencia lumínica, para saber que lo que vayas a iluminar, tenga una desinfección de alto nivel, del 99,9%”. Lo interesante es que esto aplica también para el Covid-19.

“Es una tecnología complementaria. Se utiliza junto a los elementos químicos. No reemplaza la limpieza tradicional. Pero si en un quirófano quiero tener alto nivel sanitario, limpio tradicionalmente y además aplico UV”, comentó el también Ingeniero Físico, que advirtió que es especialmente en el rubro salud en donde ve el mayor campo de interés, puesto que “hay estadísticas sobre un problema real que son las infecciones asociadas en la atención en salud, que muchas personas por tratarse en un centro médico, donde la limpieza tradicional no fue suficiente, derivó en la muerte, y el uso de estos dispositivos redujo la mortandad en casi un 30%”.

Sin embargo, hay otros mitos y problemas asociados, que Pablo Fredes aportó en despejar, ya que el uso doméstico no es añun recomendado y hay muchas ofertas en internet que presentan lámparas de UVC como opciones seguras de tener en casa. “A nivel doméstico, no es seguro. Hay que proteger a las personas y la solución no puede ser peor que el problema. Es un desinfectante basado en radiación, y todo dispositivo basado en radiación es altamente energético y debe se usado con precaución”, señaló el CEO, además de comentar que fuera del ámbito médico puede usarse pero con las capacitaciones correspondientes, de hecho “ya se está viendo implementada. Se ve en los ascensores. Está en que la autoridad sanitaria local lo valide como dispositivo desinfectante óptico y se actualice para que esta tecnología se introduzca de manera segura”.

Por otra parte, el experto recomendó que la población conozca las diferencias de cada luz UV y se hagan fiscalizaciones en sus ventas, dado que ha habido desde solarium que reemplazan lámparas UVA con UVC, o incluso personas que adquieren instrumentos que prometen ser germicidas y no lo son, “usan UVA o UVB, o Led UV, que promete mucho, pero la potencia todavía no puede competir con una lámpara o llegar a una desinfección”, señaló. Esto aplica incluso a la llamada “UVC lejana” que se publicita hoy en el mercado, y que Fredes explicó que se trata de “un tipo de longitud de onda de 222 nanómetros (la desinfección se produce cerca de los 260). Ellos prometen que pueden matar bacterias sin dañar la piel ni la vista de las personas. Pero eso está en desarrollo. Yo prefiero no irradiarme con UVC”.

Más detalles sobre esta tecnología, en la entrevista completa.

Más de Lo más reciente