Click acá para ir directamente al contenido

Martes 25 de agosto de 2020

María Soledad Zárate, historiadora: “El Estado en muchos rincones de este país es representado por el personal de la Salud”

En conversación en el programa de ciencia “All you need is Lab”, la directora del Magíster del Departamento de Historia de la Universidad Alberto Hurtado, habló acerca de la importancia de la historia de la ciencia en Chile y la relevancia de nuestra memoria sanitaria.

Pablo Medel

La crisis sanitaria mundial ha posicionado a la ciencia en los medios y en las discusiones políticas y sociales. No hay dudas de que el desarrollo científico y el conocimiento científico es esencial para hacerle frente a situaciones como esta. Qué nos dice la historia sobre el desarrollo científico de Chile. Esta tarde la historiadora de la Universidad Alberto Hurtado, María Soledad Zárate, conversó en Radio Usach. “La preocupación por la ciencia en Chile comenzó en el mundo colonial, cuando los españoles comenzaron a describir nuestra flora y fauna. Luego continuó en el siglo XIX por la investigación arbórea mapuche y las prácticas de la medicina ancestral”, describe la historiadora.

“Para entender el desarrollo científico, ordenado y sistemático, lo mejor es remontarse al nacimiento de la Universidad de Chile. En principio por los naturistas, los astrónomos, la medicina, la biología, el análisis de nuestra minería, la observación científica de la explotación de yacimientos mineros, ahí también tenemos conocimiento local”, apunta la investigadora.

“Hay experimentos a fines del siglo XIX muy importantes como la de Joaquín Luco, o Eduardo Cruz Coke, que son los primeros médicos que transitan de la atención de pacientes a la investigación científica”, señala.

Sobre nuestra historia sanitaria, la investigadora asegura. “En Chile vivimos varias epidemias, como el cólera, la gripe española y la influenza en 1957. De todas estas enfermedades aprendimos que se pueden transmitir por vía aérea, también ayudaron a mejorar nuestra higiene. Pero ninguna de las cuarentenas fueron tan duras como las de ahora”, detalla.

Las políticas públicas de salud sanitaria han sido una constante en el desarrollo de nuestra ciencia. “Un reducto de nuestra historia, es el respeto que se tiene por las autoridades. Si hay algo que merece el respeto, a pesar de la falta de confianza en las instituciones, es nuestro personal de la salud, más allá de los médicos, también los enfermeros, el personal de la salud, los asistentes. El Estado en muchos rincones de este país es representado por el personal de la Salud”, concluye la historiadora de la Universidad Alberto Hurtado, María Soledad Zárate.

Artículos relacionados