Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 24 de junio de 2020

Matías Díaz, experto en electromovilidad: “Mientras no tengamos una política de incentivos, la gente no se va a cambiar a un auto eléctrico”

En conversación en el programa de ciencia “All you need is Lab” de Radio Usach junto a la periodista Iveliz Martel, el investigador del Centro de Investigación en Tecnologías para la energía eléctrica y director del programa de Diplomado en Electromovilidad de la Usach, habló acerca de los autos eléctricos y los desafíos pendientes que tenemos como país en esta materia.

Pablo Medel

El Gobierno de Chile se comprometió a que el país iba a ser carbono neutral al 2050. Para lograr disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero es necesario que los vehículos en nuestro país se muevan por medio de energías limpias, esto porque el sector transporte aporta el 24% de las emisiones en Chile.

Una opción es la electromovilidad, de qué se trata. Esta tarde en el programa All You Need Is Lab, se le preguntó a Matías Díaz, ingeniero civil en Electricidad, magister en Ciencias de la Ingeniería con mención en Ingeniería Eléctrica de la Usach. “En este minuto es un poco difícil poder acceder a un vehículo eléctrico como medio de movilización personal, pero Chile tiene todas las condiciones como para que de aquí a unos 10 años la electromovilidad sea más masiva”, asegura el investigador.

“Como país nos falta que desde el Gobierno se fomente esto de una manera consistente, masificar la electromovilidad es lo que está pendiente, en ese sentido se necesitan políticas públicas que vayan apoyando a que esto suceda”, afirma el ingeniero.

El experto sostiene que hay dos problemas fundamentales: el costo y la autonomía. “Un vehículo eléctrico es más caro que un vehículo a combustión, y tiene una autonomía más limitada. En un auto a bencina uno puede cargar el estanque y tener 300 a 400 kilómetros de autonomía y aparte tengo la seguridad que puedo cargar en cualquier parte, a diferencia del eléctrico que tiene hasta 250 kilómetros de autonomía y no tengo donde cargar”, detalla el experto.

“Moverse en un vehículo eléctrico es muy similar a moverse en un auto convencional, pero la carga es el principal inconveniente. Desde un enchufe monofásico se demora entre 20 a 25 horas de carga. En Santiago debe haber unas seis a siete estaciones de carga rápida que demoran entre 25 a 30 minutos”, explica Matías Díaz.

En conclusión, el experto aseguró que no es conveniente cambiarse en este momento. “En este minuto no es rentable para un usuario. Una inversión inicial de cerca de 25 millones de pesos aún no se compensa con el ahorro de combustible. Mientras como país no tengamos una política de incentivos la gente no se va a cambiar a un auto eléctrico”, afirma el profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica, investigador del Centro de Investigación en Tecnologías para la energía eléctrica y director del Programa de Diplomado en Electromovilidad de la Usach.

Últimas ediciones