Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 13 de mayo de 2021

Angélica Cid denuncia falta de información de los vecinos de Estación Central sobre el proceso de vacunación

La candidata a alcaldesa sostuvo que la seguridad de la comuna está sólo en el papel. Las denuncias de los residentes de los guetos verticales por las botillerías clandestinas y el comercio sexual al interior de los edificios, no son escuchadas por la policía.

Estación Central es una de las comunas con menor índice de vacunación, donde solo el 57% de los mayores de 50 años se han inoculado. Sin Tacos Ni Corbata conversó sobre esta situación sanitaria y otros desafíos del céntrico municipio, con la candidata a la alcaldía, por el PS, Angélica Cid.

La ex Core y concejala sostuvo que los vecinos de Estación Central no están informados y que muchos adultos mayores tienen temor por la vacuna. Dijo que estas percepciones evidencian no sólo las grandes brechas socioeconómicas que existen en nuestro país, sino cómo la pandemia ha afectado más a las comunas más pobres, acentuando la desigualdad. “Acá los vecinos ven cómo sacan a diario a los muertos, muchas de nuestras casas están con los globos blancos porque ya ha fallecido algún vecino” ilustró Angélica Cid.

Recordó que el municipio no tiene la salud a su cargo, lo que es una gran problemática para el proceso de vacunación pues dependen así del nivel central. Y mencionó lo que se evidencia en las calles: Estación Central aún está en cuarentena pero la gente sale  igual y sin permisos.

La candidata a alcaldesa se refirió además al comercio ambulante informal por la enorme necesidad de los vecinos y migrantes por trabajar independiente de la fase sanitaria. Informó que se han visto muchos vecinos vendiendo sus productos puerta a puerta.

Sobre la seguridad policial sostuvo: “Hay controles de seguridad solamente en el papel, los vecinos se sienten inseguros”. Dio como ejemplo las denuncias, no escuchadas, de los residentes de los edificios de gran altura y alta densidad (guetos verticales) por las botillerías y fiestas clandestinas, así como el comercio sexual que se da al interior de los edificios.

 

Más de Lo más reciente