Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 10 de marzo de 2021

Andrés Durán: “El monumento a Baquedano nunca volverá a ser lo que fue antes del 18O aunque lo pinten mil quinientas veces”

El artista visual, creador de Monumento Editado, sostuvo que tras su investigación “se evidencia dentro de nuestra construcción social, la ausencia de mujeres con nombres y apellidos dentro del estatuario público”.

(Imagen: Ecuestre N° 3, 2015. Monumento Editado- Andrés Durán Dávila)

A propósito del debate de si sacar o no la escultura ecuestre del General Manuel Baquedano de Plaza Dignidad, por el malestar ciudadano que suscita y tras varias intervenciones y embates, Sin Tacos Ni Corbata conversó con el artista visual y creador del proyecto Monumento Editado, Andrés Durán Dávila, sobre los simbolismos e imaginarios de las estatuas presentes en la capital.

El artista sostuvo que ya quedó claro que “el monumento a Baquedano nunca volverá ser lo que fue antes del 18O aunque lo pinten mil quinientas veces” porque la ciudadanía, mediante diferentes grupos de manifestantes, ya se apoderó de éste con intervenciones y acciones varias.

Respecto a la vigencia de estas esculturas, que son principalmente del siglo XIX, Durán señaló que “más allá de lo que representa en un primera mirada el monumento (como el del Gral. Baquedano), nos habla de nuestra propia sociedad y cultura. (..) Y en nuestro caso dejan en evidencia que somos una colonia donde nuestro modelo a seguir fue un tipo de cultura europea decimonónica, donde los militares eran los personajes más importantes que lograban las esculturas ecuestres”.

Y agregó que se demuestra también en nuestra construcción social “la ausencia de mujeres, con nombres y apellidos, dentro del estatuario público porque son representadas como alegorías como la victoria”.

Andrés Durán comentó que en 2014, cuando comenzó con su investigación para dar forma a Monumento Editado que le  llamó la atención “lo desconocido que eran los próceres que estaban sobre estos pedestales, que de alguna manera pasaban a ser como monumentos invisibles. (..) Y unos años después están en primera plana y todo el mundo está hablando de lo que representan”.

Añadió que los únicos que se detenían ante estos monumentos capitalinos, sobre todo los que están en el bandejón central de la Alameda, eran los turistas; por eso su propuesta artística fue intervenirlos mediante un trabajo de edición fotográfica y audiovisual, haciendo una extensión del pedestal y cubriendo buena parte de la misma escultura.

Más de Lo más reciente