Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 17 de junio de 2021

Catalina Rojas, viuda de Roberto Parra: “Cuando llegaba de las funciones de La Negra Ester, no se podía quedar dormido, estaba feliz”

En conversación con los periodistas Muriel Riveros y Mauricio Jürgensen en Radio Usach, la cantora popular, folclorista y viuda de Roberto Parra, se refirió al lanzamiento de tres libros fundamentales del gran ‘Tío Roberto’, en el marco del mes de su centenario.

Pablo Medel

En el mes del centenario de Roberto Parra, Editorial Pehuén presenta tres títulos imperdibles: “Roberto Parra. La vida que yo he pasado” de Catalina Rojas, “La negra Ester / El desquite” décimas de su autoría y “La Música de La Negra Ester” de Cuti Aste, Álvaro Henríquez y Jorge Lobos.

Escrito por su viuda, Catalina Rojas, el libro “Roberto Parra. La vida que yo he pasado”, es una completa biografía que da cuenta de las distintas etapas de la trayectoria de este singular artista nacido el 30 de junio de 1921. En este texto, la cantautora y madre de sus dos hijos, en conjunto con Pehuén, muestran al hombre que cambió la visión y el contenido no sólo de las cuecas, sino de la cultura popular chilena, quien desempeñó su arte en escenarios como boites, circos y cabarets a lo largo de todo el país.

Esta tarde en Escena Viva, su viuda se refirió a la conmemoración del centenario de Roberto, y cómo se ha ido reconociendo su obra. “De a poquito se ha ido valorando. Desde la actuación de Alvarito Henríquez en MTV hace como 10 años que muchos jóvenes se han fijado en su música, tocando cuecas. Los libros que han salido, el Fondo de Cultura Económica ha publicado una Antología, eso es muy importante para mantener su recuerdo vivo”, confiesa.

Sobre su figura, su compañera de tantos años lo recuerda con cariño. “Roberto era muy tímido y de bajo perfil, no se hacía propaganda para nada. Cuando tenía que ir a grabar, se le olvidaba, en su primera grabación para un sello la Violeta lo llevó de una oreja, el gran apoyo que tuvo siempre de Nicanor, Roberto lo llamaba mi hermano-padre, íbamos a la casa de Nicanor en Isla Negra, fuimos muy cercanos”, rememora.

“A él nunca le importó mucho el orden, escribía en hojas sueltas, yo le empecé a comprar cuadernos, muchos están en la Biblioteca Nacional y otros están por acá en la casa”, agrega.

Sobre su gran obra “La Negra Ester” que lo catapultó a la fama, y que se ha convertido en un hito de las tablas nacionales, Catalina recuerda. “Cuando llegaba de las funciones de La Negra Ester, no se podía quedar dormido, estaba feliz, no podía creer la respuesta de la gente, eso lo emocionaba como cabro chico”, comparte.

Ya finalizando la cantora popular y viuda de Roberto, nos deja una pincelada de su personalidad. “Él era una persona muy creadora, estaba siempre escribiendo, escribía agachado y muy concentrado, me pedía un tecito y cuando se lo llevaba tenía una colección de tazas de té frías. Era muy generoso además, repartía plata en la calle, era tierno y adoraba a sus dos hijas”, concluye.

Más de Lo más reciente