Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 26 de abril de 2021

Director INTA: “Si el 2019 tenías 100 niños desnutridos, ahora tienes 144 y esto debería ser reflejo directo de la pandemia”

Francisco Pérez Bravo advirtió que han aparecido focos de desnutrición en el país donde “pasamos de un 1.8% del 2019 a 2.9% en 2020” y planteó la necesidad de “tomar medidas urgentes para impedir que esta tendencia se materialice y estabilice en el tiempo”.

Por Francisca Delgado Ruz

Estación Central convocó a Francisco Pérez Bravo, director del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos de la Universidad de Chile (INTA), para profundizar en la advertencia de los efectos de la pandemia en las cifras de desnutrición en el país. "Si bien hace 15 años está en ascenso la obesidad, están apareciendo estos pequeños focos de desnutrición por deficiencia de macronutrientes, micronutrientes, microminerales y vitaminas que necesitamos para un desarrollo óptimo”, sostuvo.

El doctor en Ciencias Biológicas explicó que la advertencia se basa en cifras arrojadas por el Mapa Nutricional Junaeb 2020 aplicado en niños y niñas que cursan kinder, prekinder, primero y quinto básico junto a primero medio a partir de su peso y talla. “Pasamos de un 1.8% de desnutrición del 2019 a 2.6% en 2020. Es un cambio pequeño de 0.8 puntos porcentuales, pero si lo traduces a porcentaje directo varió en 44%. Si el 2019 tenías 100 niños desnutridos, ahora tienes 144 y esto debería ser reflejo directo de la pandemia”, detalló.

“Es un cambio que yo no lo considero menor para un corto período de tiempo. En nueve meses lograste quebrar esta tendencia: de 1.8 a 2.6. Hay que tomar medidas urgentes para impedir que esta tendencia se materialice y estabilice en el tiempo”, apuntó Pérez Bravo. Y advirtió que para muchos niños, niñas y adolescentes los alimentos entregados en los colegios “son su principal fuente de nutrición y si bien, existe el esfuerzo de repartir canastas, esto migra a las familias y lo que se repartía en dos estudiantes, hoy se diluye en 5 integrantes del hogar”.

El experto señaló que, desde el punto de vista nutricional, la vuelta a clases es una opción, pero “si no se puede volver, hay que buscar mecanismos eficientes como franjas donde los niños puedan ir a desayunar o almorzar al colegio” junto con potenciar las ayudas sociales en la medida de la disponibilidad económica. Además, comentó como una solución integrar una “ingeniera en el rescate de los mal llamados desperdicios agroalimentarios en una economía circular para nutrir a la población y salir de los devastadores efectos de la pandemia ya que no podemos esperar una recuperación económica de 4 a 5 años”.

Vuelve a escuchar la entrevista

Más de Lo más reciente