Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 29 de julio de 2020

Promisorio esfuerzo busca proteger y recuperar las ranitas de Darwin

En conversación con la periodista Iveliz Martel en el programa de ciencia “All you need is Lab”, Claudio Azat, director del Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, se refirió a la difícil sobrevivencia de la ranita de Darwin en Chile y Argentina.

Pablo Medel

Unas treinta organizaciones nacionales e internacionales han aunado esfuerzos para proteger a las ranitas de Darwin, que son anfibios pertenecientes a los bosques nativos de Chile y Argentina.

La han denominado la estrategia binacional de conservación de las ranitas de Darwin, y esta tarde en el programa de ciencia de Radio Usach, el director del Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, Claudio Azat, se refirió a esta especie en peligro de extinción. “Las ranitas de Darwin son dos especies muy pequeñas: la Rhinoderma darwinii o ranita del sur y la Rhinoderma rufum o ranita del norte, que se encuentran en Chile y en una parte pequeña cercana a Bariloche en Argentina y tiene dos particularidades a destacar; primero, que fueron descubiertas por Charles Darwin, es decir tienen una historia fenomenal de más 150 años; y segundo, es el único anfibio en el mundo, donde el padre se preña y cría a sus renacuajos en su boca. Es la única especie donde el padre asume la crianza”, señala el experto.

Sobre la posibilidad de extinción de esta especie, Claudio Azat sostiene. “La situación es tan mala que la ranita de Darwin del norte, está posiblemente extinta y no se ha observado desde 1981. Se distribuía desde los bosques de Zapallar en la V región hasta la provincia de Arauco en la VIII. Sería el primer vertebrado moderno que se extinguiría en nuestro país. La otra especie, la ranita de Darwin del sur, que se distribuye desde Concepción hasta Aysén, su condición es “en peligro de extinción”, y hace no más de algunos años eran muy comunes”, afirma.

La estrategia, que reúne a cerca de 30 organizaciones no gubernamentales, buscan proteger y recuperar a las ranitas de Darwin. Sobre esta iniciativa, Claudio Azat comenta. “Existen 66 poblaciones entre Concepción y Aysén. La ranita de Darwin sólo vive en bosque nativo y es tan importante que nosotros la vemos como una bandera para proteger a los bosques nativos de Chile y Argentina. La estrategia es conservar ecosistemas completos, y en este en particular, la ranita de Darwin, es una especie clave”, apunta el investigador.

Sobre los factores que atentan contra su sobrevivencia, el especialista señala. “La amenaza principal somos nosotros mismos, los seres humanos. En lo específico hemos destruido su hogar, el bosque nativo. Entre Valparaíso y Concepción sólo quedan unas reservas muy chiquititas y han sido arrasados por las plantaciones forestales de pino y eucalipto. La segunda amenaza es el cambio climático que ha afectado su hábitat. Y la tercera es un enfermedad pandémica que es un hongo microscópico que se ha dispersado por la llegada del ser humano y lamentablemente la ranita de Darwin es muy sensible a esta enfermedad”, comenta Claudio Azat, director del Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello.

Artículos relacionados