Click acá para ir directamente al contenido

Martes 25 de agosto de 2020

Rodrigo Martin y Smart City para la RM: “Es la oportunidad de implementar una Ciudad Inteligente Abierta para dar empoderamiento a los ciudadanos”

El arquitecto e integrante del centro asesor de esta iniciativa, sostuvo que la idea de la oficina de la Intendencia, no se enfocará en la vigilancia, sino también en datos que permitan, por ejemplo, gestionar residuos y la movilidad.

Por Daniela Figueroa Videla

El pasado 19 de agosto, el Consejo Regional Metropolitano de Santiago aprobó la creación de la oficina Smart City, que permitirá monitorear, recolectar, analizar y compartir información entre instituciones para responder a los ámbitos de seguridad, urbanismo, movilidad, contaminación y emergencias. Sobre lo que implica esta oficina, conversó Sin Tacos Ni Corbata con el arquitecto e investigador de Smart City Lab Usach, Rodrigo Martin.

Explicó que este proyecto viene de hace bastante tiempo donde ya el Intendente Guevara estaba interesado en crear un centro orientado a la seguridad, pero había tenido la resistencia del consejo regional porque consideraba que desarrollar un proyecto solo para la vigilancia era un costo excesivo.

Entonces, comentó, la Intendencia pidió una asesoría de más de un año al Smart City Lab de la Usach para crear un proyecto con una visión más abierta mediante sistemas con “gestores de la información de la ciudad en todos sus aspectos” lo que finalmente fue aprobado por el Core.

El académico aclaró que acá lo importante es cómo a través de esta oficina se utiliza la información obtenida de drones, cámaras de televigilancia, estaciones de calidad del aire y cámaras de la unidad de control de tránsito.

Aclaró además que más allá de la seguridad, acá “hay una gran oportunidad para meter otro tipo de datos como los de gestión de residuos, y los de gestión recursos de las comunas”. Agregó que la idea sería implementar la Ciudad Inteligente Abierta para dar empoderamiento a los ciudadanos, donde la protección de los datos y la participación de la comunidad, de los actores sociales y administrativos de la ciudad, son claves en la gestión de estos datos para el bien común.

El académico Usach comentó que el proyecto aprobado hasta ahora, que tiene un costo de 3 mil millones de pesos, es para la instalación de la oficina con sus respectivos equipos, aclarando que la Ciudad Inteligente no se desarrolla con un centro, sino en la medida que se construye una red que comunica a todos los generadores de la información, los que la usan, los que la pueden gestionar, y que estos van desde los habitantes de la ciudad, los líderes sociales, los alcaldes, los gestores regionales y sectoriales, las intendencias y hasta el gobierno regional.

El arquitecto señaló que acá hay una gran oportunidad para la sinergia de la ciudad, donde los datos obtenidos se integren en este centro con los intereses de las municipalidades como pueden ser la contaminación, los residuos o la movilidad.

Vuelve a escuchar la entrevista

Artículos relacionados