Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 20 de mayo de 2020

Presidente Conupia pide al Estado subsidio directo para evitar quiebra de 150 mil pequeñas empresas

Roberto Rojas señaló que no ha habido ningún desembolso real del Fisco para las Pymes, sino que solo aplazamientos de obligaciones tributarias y crediticias.

Por Daniela Figueroa Videla

Sin Tacos ni Corbata conversó con el presidente de la Convergencia Nacional de Gremios Pymes y Cooperativas de Chile (Conupia) del anuncio del gobierno sobre un fondo con garantía del estado y una red de instituciones financieras no bancarias para entregar créditos a pymes, para solventar la crisis social y económica en medio de la pandemia.

Rojas señaló en primera instancia que esta iniciativa ha sido fallida, donde la poca cobertura y las dificultades de acceso son los principales problemas para las Pymes. “El Presidente Piñera se comprometió dar crédito a 1 millón de empresas, nosotros creemos que en el mejor de los casos se va a llegar a 150 o 200 mil. Desde ese punto de vista ya es un fracaso”.

Añadió que “tampoco cumple con el reglamento ya que no hay empresa pequeña a la que se le haya dado tres meses de facturación a lo sumo un mes y medio”. Roberto Rojas descartó culpabilizar a los bancos ya que ellos están para hacer negocio.

"Es poco presentable, se ve feo, que el Presidente por cadena nacional pida a los bancos que se pongan a la altura. Es el Ejecutivo el que tiene que velar por las medidas que el mismo ha planteado". "Los bancos no van a devolver la mano" dijo aludiendo a la ayuda que hizo el Estado de Chile y los contribuyentes durante 1982-1983.

Por eso piensan que "acá hay que tomar medidas de asignaciones directas, que el Estado les dé a los trabajadores de la pymes que son unos 4 millones 200 mil para que puedan enfrentar a la crisis y así aliviar las cajas de las Pymes durante unos 3 meses. Creemos que hay holgura fiscal para hacerlo” Esto, dice Rojas, permitiría evitar la quiebra de unas 150 mil Pymes y una cesantía de más de 1 millón y medio de trabajadores.

Rojas insistió que “acá no ha habido un desembolso real del fisco hacia las Pymes, sino que aplazamientos de obligaciones crediticias y tributarias y ahora estos créditos que no están llegando”.

Por último, dijo que no están en contra de los créditos, “son una buena alternativa, pero en tiempos como estos resuelven solo un momento de apuro”. “La pregunta es si se pretende mediante esta nueva medida, que es un suplemento al fracaso de los créditos Fogape, ayudar a las pymes o es un salvataje para las instituciones financieras no bancarias que se están quedando con poca liquidez” señaló el presidente de la Conupia.

Vuelve a escuchar la entrevista

Artículos relacionados