Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 1 de julio de 2020

Dra. Dora Altbir, Premio Nacional de Ciencias Exactas, por ventiladores fabricados en Usach: “Su precio es diez veces menos que los que se compran afuera”

En conversación en el programa de ciencia “All you need is Lab” de Radio Usach junto a la periodista Iveliz Martel, la directora del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología de la Usach, habló acerca del ventilador mecánico creado por ingenieros del plantel.

Pablo Medel

Ingenieros del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología de la Usach, CEDENNA y médicos de postgrado de la Usach, desarrollan un ventilador mecánico especializado para pacientes con Covid-19. 

El dispositivo -llamado VM Resiliencia- fue desarrollado durante semanas entre ambos equipos, superando pruebas de manera exitosa. Su diseño permite programarlo para controlar el flujo, la presión y la frecuencia respiratoria, garantizando su funcionamiento sin interrupciones.

Esta tarde en el programa de ciencia de Radio Usach, la doctora Dora Altbir, directora del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología de la Usach, explicó los alcances de este proyecto. “Quisimos transformar el conocimiento que tenemos en la fabricación de sensores en un ventilador mecánico. No fue simple, sin embargo fue una reconversión que se logró por contar con recursos humanos preparados. Todo el trabajo fue en colaboración con médicos del postgrado, y se pensó en reunir las características que requerían los pacientes de Covid-19, que no es un ventilador cualquiera”, explica la experta en nanotecnología.

“Las redes de oxigeno de los hospitales están un poco estresadas por la gran cantidad de pacientes que están conectados. Algunos ventiladores funcionan todo el tiempo, es decir en la inspiración y expiración del enfermo, en el caso del nuestro es sólo en el caso de la inspiración, cuando el paciente requiere el oxígeno,  eso ayuda a ahorrar y funciona por largos periodos. Además el precio es diez veces menos que los ventiladores que se importan”, detalla la investigadora.

Por el presupuesto para la fabricación de los ventiladores mecánicos, la doctora Altbir se muestra optimista. “Obtuvimos uno de los fondos de CORFO para hacer una producción masiva del ventilador. Necesitamos aprobar un sistema de certificación, pero si todo sale bien, podríamos tener un número razonable de equipos en tres o cuatro semanas más”, adelanta la académica y directora del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología de la Usach.

Últimas ediciones