Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 12 de febrero de 2021

J. G. Valdés sobre Trump: “Uno no puede dejar de pensar en el fascismo cuando ves el deterioro grave en los principios de la democracia que son básicos en EE.UU.”

El ex embajador de Chile en Estados Unidos señaló que “la sociedad norteamericana está radicalizada, quebrada y odiosa y cuando cultivas esos sentimientos terminas provocando guerras civiles”.

Por Francisca Delgado.

En conversación con Estación Central, Juan Gabriel Valdés, ex embajador de Chile en Estados Unidos, analizó el juicio político en contra del exmandatario en un escenario complejo: “El país tuvo un respiro con la elección de Biden y que vuelva a aparecer Trump como fenómeno social en la agenda complica al gobierno”. Y apuntó que los republicanos estaban “obligados a lanzar la acusación en un intento de develar el carácter perverso de su mandato”.

Respecto a una posible aprobación del impeachment, Valdés lo ve difícil por la división entre los grupos políticos: “Se necesitan 17 votos republicanos en el Senado, pero solo 5 están apoyando”. Y diagnosticó: “La sociedad norteamericana está radicalizada, quebrada y odiosa con un desprecio profundo hacia los otros que no debieran formar el país. Cuando cultivas esos sentimientos terminas provocando guerras civiles”.

“Si uno mira la historia del fascismo, la victimización del líder fue uno de los permanentes recursos que utilizaron para mantener unido a su grupo”, explicó el ex Canciller aludiendo al “papel de víctima que ha jugado Trump en todos sus grupos”. Y afirmó que “uno no puede dejar de pensar en el fascismo cuando ves el deterioro grave en los principios de la democracia que son básicos en Estados Unidos”.

“Biden sabe muy bien que la única solución es el desarrollo del triángulo norte y la capacidad que tengan ellos de retener con puestos de trabajo en esos países y eliminar la violencia. Es una tarea difícil, pero él tiene un plan de ayuda y cooperación con América Latina”, señaló Valdés sobre el nuevo mandatario en el ámbito de migración. Y espera que logre establecer una mayoría política para reconstruir Estados Unidos.

Ya finalizando, Valdés se declaró optimista frente al proceso constituyente chileno, pero ve fragilidad y riesgos: “Hay una injusticia estructural que no se enfrenta con ira, sino que con grandes acuerdos y reflexiones”. Tras la expulsión de personas extranjeras, manifestó: “Me impresiona la indiferencia de la derecha, es una demostración de insensibilidad e inhumanidad”. Y llamó a tener precaución con los acuerdos políticos electorales con sectores de ultraderecha que “es un costo que van a pagar y hay que impedir que lo paguemos todos”.