Click acá para ir directamente al contenido

Martes 7 de julio de 2020

René Naranjo tras muerte de Ennio Morricone: “Él no quiso rendirse a Hollywood”

El compositor italiano Ennio Morricone falleció a los 91 años y en Escena Viva compartimos de su vasto legado musical y cinematográfico junto al periodista, crítico de cine y espectáculos René Naranjo.

“Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto”, parte la carta que el compositor de tantas producciones fílmicas, realizó luego de la caída que sufrió hace unos días y que complicó a pasos agigantados su salud. Hoy, falleció a los 91 años de edad, siendo un referente para la música y la creación de bandas y mundos sonoros para más de quinientas películas y producciones audiovisuales.

Junto al periodista y crítico de espectáculos, René Naranjo, repasamos en Radio Usach el trabajo e influencias que marcaron su visión e interacción con la pantalla grande. “Él se ve a sí mismo como un músico popular, no como un músico docto”, señaló Naranjo, añadiendo que parte importante de su legado recae en que “detrás de la armonía y la melodía se esconde una creación musical potentísima e inspirada y que lograba esta cercanía con el público que hoy es mucho más valorada porque es más rara de encontrar, esta emoción que provoca la música”.

Legendarias son sus composiciones para las películas de Spaguetti Western como El bueno, el malo y el feo, o sus magnos trabajos con Giuseppe Tornatore, como Cinema Paradiso y Malena, Érase una vez en América, Los Intocables, y por supuesto, La Misión, película mal evaluada por Naranjo pero que ejemplificó para recordar que probablemente gracias a Morricone, es un film que se sigue revisando.

El crítico recordó la primera visita a nuestro país en 2008, con dos conciertos repletos en el Parque Bicentenario de Vitacura, donde las miles de entradas gratuitas fueron agotadas rápidamente por el público y que hacen eco de esa cercanía. “Él no quiso rendirse a Hollywood, porque él recibió numerosos ofertas para irse a instalar allá, pero no se fue nunca”, comentó René Naranjo sobre como la industria del cine se rindió a sus pies y el ingrato y tardío  reconocimiento que recibió de parte de los Premios de la Academia Norteamericana, con un Oscar a la trayectoria en 2007 y luego en 2016 por la banda sonora de The Hateful Eight, de Quentin Tarantino.

Escucha la entrevista completa aquí.

Artículos relacionados