Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 24 de julio de 2020

Sergio González por Síndrome Cabaña: “Es un encantamiento con este estado donde uno es dueño de su tiempo y salir se considera una pérdida”

El doctor en Psicología explicó que esto se da más frecuentemente en jóvenes y adultos profesionales que ven el teletrabajo como una oportunidad a permanecer en sus vidas.

Por Daniela Figueroa Videla

Sin Tacos Ni Corbata conversó con el doctor en Psicología y académico de la Usach, Sergio González sobre lo que se ha denominado el síndrome de la Cabaña que sufre parte de la población que, tras el desconfinamiento en algunos países europeos, se ha manifestado con temores o reticencias para regresar a sus actividades diarias en el exterior.

González explicó que el síndrome de la cabaña “es una reacción que se produce luego de haber pasado por un periodo de confinamiento importante, donde las personas tuvieron una primera etapa difícil o traumática de tener que resignificar o reconformar su cotidianeidad (hábitos, conductas, comportamiento con el mundo exterior) y después de pasado ese tiempo de unos dos meses, se produce un encantamiento una habituación con este estado donde tú eres dueño de tu tiempo completamente”.

Citando al filósofo chileno Humberto Gianini, Sergio González señaló que ciertas personas se van “domiciliando”. Aclaró eso sí que esto se da principalmente en individuos adultos jóvenes, de entre 25 a 40 años aproximadamente, que se habituaron al teletrabajo o a disponer de su tiempo. Profesionales que saben manejar la tecnología y que pueden y quieren seguir trabajando a distancia, viendo como una oportunidad la pandemia, y también por el temor en estos tiempos a ser contagiados.

El doctor en Psicología aclaró que dentro de los principales temores o síntomas que se pueden alertar de este síndrome de la cabaña, están el vértigo a salir al mundo exterior, la torpeza al volver a conducir los automóviles, y también percibir el salir fuera del hogar como una pérdida de tiempo ya que el estar habituados a estar al interior de la casas, no sólo permite sentirse protegido, sino que ha conformado nuevos hábitos de conducta.

Sobre el eventual desconfinamiento, ya anunciado en el plan Paso a Paso, el académico de la Usach dijo que su mayor preocupación es que cuando volvamos a salir los niños y niñas pueden ser los más afectados ya que ellos, en particular, necesitan sociabilizar más con sus pares, siendo el contacto físico una conducta natural.

Vuelve a escuchar la entrevista

 

 

 

 

Últimas ediciones