Click acá para ir directamente al contenido

Martes 26 de mayo de 2020

Diana Aurenque: “Es una estrategia poco ética culpabilizar a las víctimas cuando no todos pueden tener una buena cuarentena”

La especialista en Bioética señaló además que las autoridades tienen que escuchar otras voces, no generar falsas expectativas, además de ser más prudentes y transparentes.

Por Daniela Figueroa Videla

Del dilema que implica el uso de la última cama, su protocolo ético y cómo han llevado la pandemia en nuestro país las autoridades, conversó Estación Central con la filósofa, especialista en bioética y vicedecana de investigación y posgrado en la Facultad de Humanidades Usach, Diana Aurenque.

Aurenque señaló en primera instancia que “nosotros hace unos meses vimos lo que sucedió en Europa para poder anticipar esta situación de la problemática de quién usa la última cama en un centro hospitalario, por eso nadie puede decir que no era predecible”.

Dijo que las recomendaciones éticas que han hecho algunas organizaciones internacionales, señalan que “no basta solo con el pronóstico médico de la persona, porque pueden haber varios pacientes en esa situación al mismo tiempo, también hay que considerar la autonomía del paciente y la evaluación constante del Estado. Hay una serie de reflexiones que tiene que hacer el personal médico” al que, señaló, no hay que ponerles más presión sino ayudarlos.

Es complejo y delicado, a juicio de Diana Aurenque ya que hay que “conciliar la obligación ética clínica del paciente individual con la obligación de salud pública para maximizar la atención”. Señaló a sí mismo que “la edad por sí sola tampoco es un criterio para dejar de atender a una persona, pero sí se da que el coronavirus afecta más a los adultos mayores y ellos van necesitar ventiladores mecánicos sin saber cómo van a evolucionar”.

Sobre la corresponsabilidad respecto a la pandemia, declarada por el ministro de Salud, la vicedecana dijo que “es injusto culpar a las personas que tiene que salir a la calle para su sustento porque el Estado no le garantiza la subsistencia”. “Pero hay que hacer distinciones; distinguir moralmente respecto a quienes salen por necesidad y quiénes lo hacen por irresponsabilidad”.

Aurenque recordó el concepto filosófico de culpabilizar a la víctima, y en ese sentido, dijo que “es una estrategia poco ética no garantizar una buena cuarentena para las personas más vulnerables”.

Por último, recomendó a las autoridades que carecen hoy de credibilidad en nuestro país: escuchar más a las vocerías (Colmed, sindicatos, municipalidades); no generar expectativas que no puedan cumplir; y tener mayor transparencia y más prudencia en la toma de decisiones.

Vuelve a escuchar la entrevista

Artículos relacionados