Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 19 de julio de 2021

José Andrés Murillo: “Chile no es un país que se luzca porque respete los derechos de niños y niñas"

El Director Ejecutivo de la Fundación para la Confianza criticó en Radio Usach el requerimiento de parlamentarios de Chile Vamos al TC, que terminó por declarar como inconstitucional incisos de tres artículos del proyecto de Ley de Garantías de los derechos de la niñez: “Me parece vergonzoso lo que hizo el Tribunal Constitucional”.

Con el revuelo de las primarias presidenciales, fue una información que quedó en la sombras este fin de semana. Sin embargo, para José Andrés Murillo, Director Ejecutivo Fundación para la Confianza, es un hecho vergonzoso. Esto porque acoger el requerimiento de Chile Vamos de declarar inconstitucional algunos puntos del proyecto de Ley de Garantías de los derechos de la niñez, “envenena todo el proceso que lleva más de 30 años en nuestro país, desde que se ratificó la convención internacional sobre los derechos de la niñez”.

Se trata específicamente de algunos incisos de tres artículos de este proyecto de Ley, en particular, lo que se relaciona con la autonomía progresiva de niños, niñas y adolescentes, que se refiere a la capacidad de tomar ciertas decisiones sobre sus derechos en la medida que van creciendo y madurando. “Los niños y niñas no se transforman de manera mágica en adultos cuando cumplen 18 años”, comentó Murillo, y por ende es tan relevante proteger esa autonomía progresiva, ya que sin ella, “sus derechos quedan subordinados a quienes los mandan. Tutores, padres o incluso una residencia” en el caso de NNA del Sename.

La intimidad o autodeterminación de género podrían ser algunos de esos temas que quedarían en riesgo. “Me parece vergonzoso lo que hizo el Tribunal Constitucional”, señaló el Director de la Fundación para la Confianza, pues “este es un tratado de derechos humanos. En democracia y en política internacional contemporánea, los tratados sobre DDHH son los límites a la soberanía de un país. Cuando se firman, no debieras legislar por sobre ellos”, acotó.

“Es casi como si estuviéramos legislando sobre esclavitud en pleno siglo XXI”, continuó el director, señalando que “es un retroceso inaceptable, además en el momento político que se encuentra Chile”. Murillo destacó que estos grupos más integristas que buscan sustraer atribuciones a niños y jóvenes, provocaría que legalmente en algún conflicto “no tengan la obligación de escucharlos sino de escuchar a sus padres”.

Por otra parte, el también licenciado en Filosofía apuntó a que “Chile no es un país que se luzca porque respete los derechos de niños y niñas”, desde salud mental, pobreza e incluso “la ONU hace tres años refirió que el Estado vulnera gravemente los derechos de los niños en el Sename”.

Escucha la entrevista completa, aquí.

Más de Lo más reciente